Las creencias y el arte comulgan justo en el punto en que los niños sueñan con ser guerreros por el simple hecho de que han crecido con historias de cruzadas y caballeros, y las niñas quieren ser princesas o guerreras según los textos a las que las expongas.  La mentalidad humana lleva evolucionando ya eones antes de que apareciera la letra escrita, puesto que el modo de conseguir sobrevivir se transmitía a través del arte, como por ejemplo cuentos, historias, canciones, imágenes. Puede parecer que todo esto desaparece rápidamente, pero no es así, ya que un poso permanece con lo mejor de todo ello: eso, señores, son las creencias y los valores por los que regiremos nuestras vidas.

El siglo pasado fue testigo de cómo el hombre puede ser un lobo para el hombre cuando estos mitos no evolucionan hacia algo superior en el que se produzca el maridaje del arte con la información para dar lugar a una nueva humanidad en la que todos seamos gentes de paz y bien. Es hora de escribir nuevas historias, canciones e imágenes que fomenten el respeto al medio ambiente y la cooperación sobre el poder y la riqueza.  Si leemos atentamente las predicaciones de Benedicto XVI vemos que todos estos son valores que la Iglesia católica viene defendiendo e inculcando, como cuando habla sobre la protección al medio ambiente (ver Caritas in Veritate y los mensajes para la jornada mundial de la paz de 2007 y 2009). Puesto que la tierra es nuestra casa es nuestra responsabilidad cuidarla. Cito al Santo Padre cuando dice “El tema del desarrollo está muy unido hoy a los deberes que nacen de la relación del hombre con el mundo natural . Éste es un don de Dios para todos, y su uso representa para nosotros una responsabilidad para con los pobres , las generaciones futuras y para la humanidad”.

Para Platón, una verdadera función de la belleza consiste en dar al hombre una saludable “sacudida” que lo hace salir de sí mismo, lo arranca de la resignación, del acomodamiento del día a día e incluso lo hace sufrir, como un dardo que lo hiere, pero precisamente de este modo lo “depierta” y le vuelve a abrir los ojos del corazón y de la mente, dándole alas e impulsándolo hacia lo alto. Dostoievsky afirma que “la humanidad puede vivir sin la ciencia, puede vivir sin pan, pero nunca podría vivir sin la belleza, porque ya no habría motivo para estar en el mundo. Todo el secreto está aquí, toda la historia está aquí”. Georges Brasque afirma que “el arte está hecho para turbar mientras que la ciencia tranquiliza”. La belleza impresiona, pero precisamente así recuerda al hombre su destino último, lo pone de nuevo en marcha, lo llena de nueva esperanza, le da la valentía para vivir a fondo el don único de la existencia.

Y es precisamente de la unión, quiero decir, de la sinfonía, de la perfecta armonía de la verdad y caridad de donde mana la auténtica belleza, capaz de suscitar admiración, maravilla y alegría verdadera en el corazón de los hombres. Es por ello que el Santo Padre nos anima a no separar la creatividad artística de la verdad y de la caridad. “No busquéis jamás la belleza lejos de la verdad y de la caridad; al contrario, con la riqueza de vuestra genialidad, de vuestro impulso creativo, sed siempre con valentía, buscadores dela verdad y testigos de la caridad; haced que la verdad resplandezca en vuestras obras y procurad que su bellleza suscite en la mirada y en el corazón de quien las admira el deseo y la necesidad de hacer bella y verdadera la existencia, toda existencia, enriqueciéndola con el tesoro que nunca se acaba: el amor”.

Y yo he cogido el guante. En mis parábolas se trasluce ternura y amor, muchas veces me lo han dicho. El secreto de ello es que estoy en paz con Dios y con mis hermanos. Y de esa paz y de ese amor hablan mis labios, porque somos lo que sentimos en ese momento. Llamadme inmadura o infantil, pero creo que otro mundo que sea más humano y más sensible es posible. Creo en un mundo en el que para abrirse paso no hace falta dar codazos.

Recordad, podéis comprar mis libros en la Casa del Libro o en www.lapizceroediciones.es

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s