Dentro de mi oferta de productos de seguros y de ahorro se encuentran los préstamos personales. Por ello os recomiendo siempre leer la letra pequeña y, por supuesto, observar atentamente qué dice sobre las comisiones.

Los préstamos personales

El cobro de comisiones suele ser un factor determinante a la hora de contratar un producto bancario. De hecho, es uno de los puntos que se debe estudiar a fondo antes de la suscripción de cualquiera de ellos.

Cada entidad tiene su propia política al respecto. Así, en los últimos meses algunas han optado por incrementarlas para contrarrestar una posible bajada de ingresos mientras que otras las han reducido, o incluso eliminado de sus condiciones.

En cuanto a la aplicación de comisiones, es libre, según indica el Banco de España. La única limitación que impone es que éstas se correspondan con los servicios prestados, que hayan sido solicitados y aceptados por el cliente. Por ello, las entidades tienen que informar de ellas previamente.

Durante la vida del préstamo se aplican, habitualmente cuando se cambian algunas de las condiciones del préstamo. Existe la comisión por modificación de condiciones o por cambio de garantías, cuando se varía el contenido del documento las características del préstamo.

Y la comisión por cancelación o reembolso anticipado si el prestatario devuelve el dinero antes de tiempo. Está limitada por ley y no puede ser superior al 1% del importe reembolsado si el plazo hasta el vencimiento es superior a un año. Si es inferior, el tope está en el 0,5%. El importe que se pague por esa comisión nunca debe ser superior a los intereses que el usuario debería acabar pagando al vencimiento previsto del préstamo.

En el caso hipotético que se produzca un retraso en el pago de la cuota, o un impago de la misma, el banco puede aplicar la comisión por reclamación de posiciones deudoras vencidas. Es una cantidad única y fija, no porcentual. Pueden sumarse, en este caso también, los intereses de demora.

La entidad financiera no debe aplicar comisiones al vencimiento del préstamo, por su cancelación. Todos los detalles sobre comisiones y tarifas deben aparecer explicados en los contratos de formalización.

Así que ya sabéis, si queréis tener un futuro seguro y tranquilo, buscad un buen asesor, y…¡ahorrad malditos, ahorrad!

Fuente: Expansión

Paula Lara Dominguez

Asesora financiera

Te aseguro el ahorro

(+34) 655301305

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s